.
.

.

Manifiesto por el respeto a la cultura wayuu


Junta Mayor Autónoma de Palabreros
Ante la circulación de un vídeo enlazado en las redes sociales de Facebook a través del portal registrado con el nombre de Gloria Restrepo, en el cual se señala al candidato presidencial, Gustavo Petro, y a su esposa de practicar rituales de brujería con asesoría de supuestos “chamanes” Wayuu, la Junta Mayor de Palabreros Wayuu manifiesta su total rechazo al contenido de dicho vídeo y se permite ilustrar acerca de la práctica de rituales en la cultura Wayuu en los siguientes términos:
1. La cultura Wayuu es el resultado de un profundo pasado histórico que preserva su sistema de conocimiento milenario, cimentado en el territorio ancestral de la península de la Guajira —mucho antes del arribo de la cultura occidental europea al continente— en cuya realidad sociocultural se conserva la vigencia de la lengua materna, la cosmovisión, la espiritualidad, la organización social, la economía tradicional, el sistema de creencias ancestrales y las normas propias que garantizan la continuidad histórica y la plenitud de la vida.
2. El pueblo Wayuu conserva sus instituciones jurídicas, políticas, sociales y espirituales, que lo hacen un grupo humano diferenciado e integral en sí mismo, capaz de conservar la dinámica de su propio desarrollo social y humano a partir del ejercicio de la autonomía, el autogobierno, la autorregulación y la autodeterminación en términos jurídicos, económicos, políticos, administrativos y socioculturales.
3. En virtud de los preceptos de la cosmovisión Wayuu, la mujer ejerce la autoridad moral, espiritual y artística a partir de su función integral como Wayuu Ouutsü (Autoridad Espiritual), Wayuu Ou’lakülü (Visionaria Espiritual), Wayuu Ei’nalü (Madre Tejedora), Wayuu Ei’külü (Madre Formadora), Wayuu Atükalü (Ceramista Pintora), desde lo cual se afianzan los valores y principios de la vida social, espiritual y cultural del pueblo Wayuu.
4. El sistema de creencia ancestral del pueblo Wayuu se rige a través de los preceptos de la propia cosmovisión, en cuyos principios se reconoce a la Madre Tierra (MMA) y al Gran Espíritu del Agua Lluvia (JUYAA) como autores superiores de la vida Wayuu, lo cual es totalmente diferente al sistema de creencias basado en la existencia del “Dios Único” de la Religión Católica y Evangélica.
5. Las creencias ancestrales del pueblo Wayuu se encuentran instituidas a través de los rituales de Asürülaa Majayülü (encierro de iniciación espiritual en niñas adolescentes), Asürülaa A’in (fortalecimiento espiritual), Alee’jiraa A’in (restauración espiritual), y Ashakatiraa A’in (restablecimiento espiritual), los cuales se realizan para la orientación y armonización espiritual de cada Ser Wayuu incorporado estrictamente en la unidad claníl del linaje materno, así como para el restablecimiento de los derechos individuales y colectivos, en los casos de agresión física, trastorno espiritual y conducta indebida.
6. Como pautas de carácter sociocultural, los rituales de armonización espiritual constituyen un cimiento primordial del Sistema Normativo Wayuu aplicado por el Pütchipü’üi (mediador y dignatario de la Palabra en la resolución de conflictos) y la Ouutsü (mediadora y guía Espiritual), el cual se encuentra reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2009.
7. En la convicción de salvaguardar los derechos culturales y el Patrimonio Cultural Inmaterial del Pueblo Wayuu, la Junta Mayor de Palabreros manifiesta su rechazo categórico a la asociación de los ritos sagrados Wayuu con actos de brujería y hechicería, lo cual es un grave atentado contra la integridad del pueblo Wayuu, debido a que la práctica de rituales está profundamente ligada a la Espiritualidad Wayuu.
8. Regidos por nuestra cosmovisión y el pensamiento del origen común, rechazamos la continuidad de los actos de difamación y satanización de nuestro sistema de creencia ancestral, el cual se ha venido estigmatizado a través de la presencia histórica y los postulados de la religión católica y evangélica en nuestro territorio ancestral.
9. En la búsqueda del respeto mutuo entre las culturas distintas del mundo, solicitamos la sensatez del mundo occidental para contribuir a la construcción colectiva de un país decente y respetuoso de las diferencias de los pueblos ancestrales de nuestro continente, en el que todos podamos garantizar la VIDA y la CONVIVENCIA SOCIAL en completa armonía con el entorno ambiental.
Dado en el territorio ancestral a los veintitrés (23) días del mes de marzo de dos mil dieciocho (2018).
ANA DELIA FERNÁNDEZ SIJONA – Etnoeducadora y Comunicadora social
ANDRÓNICO URBAY IPUANA – Palabrero
ILDER AGUILAR DELUQUE EPINAYU – Palabrero
ADRIÁN ESTEBAN MEDERO URIANA – Profesional del Derecho
JAIRO ROBLES AAPÜSHANAComunicador Social
IGNACIO EPINAYU PÜSHAINA – Profesional en Ciencias de la Información
GUILLERMO OJEDA JAYARIYU – Pintor e investigador de la cultura Wayuu