.
.

.

Riohacha, marginada y sin un real


 

IMG_20190302_154020_191

Una vieja gaita zuliana viene a mi mente cuando escucho que a Riohacha le harían falta 372 mil millones de dólares para cerrar la brecha de la pobreza y enrumbar su futuro en la carrera del desarrollo, según una investigación del Banco de la República y el Centro de Pensamiento Guajira 360°, realizada por Diana Ricciulli-Marín, César Arismendi y Eduardo Romero.

En una frase del productor de cine, Mike Todd, donde se refería a la pobreza como un estado mental y no como una condición económica, se resume la publicación que lleva por título «La pobreza en Riohacha: diagnostico, análisis y propuestas», donde se asegura que para cumplir con los objetivos del milenio antes de 2030 y tener una mayor reputación en la OCDE, se deben hacer intervenciones que garanticen la igualdad social.

Tal parece que la capital guajira más allá del mal manejo de recursos públicos y la corrupción, carece en esencia de inteligencia competitiva y talento humano, por ello la vicepresidenta de Colombia, Martha Lucia Ramírez, abrió su paraguas y a otros que le callera el chaparrón, aunque no se le puede recriminar nada a la señora que ha paseado por todo el país intentando firmar pactos para darle continuidad a las políticas públicas y poner orden en casa.

Más allá de la presencia de Wilson Rojas Vanegas, gobernador encargado de La Guajira, y Juan Carlos Suaza, alcalde de la ciudad, en el evento expositor, el sobrediagnóstico plantea dos nuevas aristas que pocas veces suelen enfatizarse en estudios económicos: educación y empleabilidad.

El problema raíz no viene de los movimientos migratorios y desplazamientos, como refirió el burgomaestre riohachero, ni del esparcimiento poblacional o las etnias, como dijo el gobernador, sino de la carencia en la planificación del urbanismo y el desarrollo de los proyectos para brindar el servicio público.

Los autores afirman que para «acceder a una vivienda digna con servicios públicos básicos, y en general gozar de condiciones de vida mínima, depende de una u otra forma del logro educativo alcanzado y, así mismo, también lo influencia», es así como lo demuestran con indicadores de asistencia escolar, calidad educativa con énfasis en los resultados de la prueba Saber 11, taza de informalidad laboral, desempleo y su cruce con las actividades económicas y el nivel educativo de la región; en pocas palabras en la localidad no hay gente preparada para ocupar los puestos que se necesitan para desarrollar la ciudad.

En el mismo orden de ideas, la funcionaria del Ejecutivo Nacional aseguró que «desafortunadamente el uso de las regalías no se ha invertido en infraestructura, educación, ni servicios públicos, por lo que es necesario trabajar bajo estos análisis para enfrentar y corregir los problemas de pobreza que enfrenta La Guajira».

Sin embargo, la obligación no recae sólo en la municipalidad sino en todos los niveles de gobierno, más cuando se aspira hacer una conversión económica de la extracción minera al turismo sustentable, en la medida que efectivamente Cerrejón recoja sus maletas dentro de 12 años.

Antes bien, la realidad es que se debe invertir en infraestructura escolar para aumentar la capacidad de los salones de clases, con ello aumenta la necesidad de más docentes y en efecto se genera una mejor calidad educativa. Esos mismos docentes deben tener mayores oportunidades de aprendizaje y capacitación, y es el campo académico quien debe ofertar espacios para la investigación y la formación de profesionales y técnicos en áreas de interés y desarrollo de la península; ofertar carreras que verdaderamente respondan a las necesidades de empleabilidad, y para ello debe invertir en talento foráneo que enseñe a los propios.

Queda claro que se trata de un efecto cíclico al que no se está muy claro si los gobiernos quieren apostar, pues parece que el lloriqueo por las regalías y la tesis del centralismo cachaco cala mejor entre los electores. Por otra parte, tampoco se sabe de dónde va a salir platica para ejecutar la propuesta.

Andrés Boscán.

https://www.kienyke.com/kien-bloguea/riohacha-marginada-y-sin-un-real-opinion-de-andres-boscan