.
.

.

Indígenas de México viven en precariedad y marginación


Indígenas mexicanos

La condición de indígenas en Latinoamérica implica desde hace varios años vivir en un estado de vulnerabilidad y precariedad. El ejemplo más claro de esto es el último estudio realizado en México por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) que reveló que 7 de cada 10 indígenas mexicanos viven en situación de pobreza.

El análisis mostró que el índice de desarrollo humano en la población indígena es 11.3% que en la no indígena, siendo el ingreso económico la brecha más grande con un 17% menos de ganancia. Sin embargo, también se dio a conocer que en cuanto a servicios básicos como educación, salud, seguridad social y vivienda, el 93.9% de los indígenas mexicanos carece de al menos uno de estos servicios.

Por su parte, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) expuso una cifra más contundente. Y es que de los 7.4 millones de indígenas que viven en México se considera que al menos 5.2 millones viven en situación de pobreza o pobreza extrema.

A esto se le debe sumar que 3 de cada 10 integrantes de una comunidad indígena en México presenta una baja capacidad alimenticia, así como un déficit educativo. No obstante, el panorama empeora cuando se trata de indígenas monolingües -13 de cada 100 lo son-, lo que dificulta aún más su acceso a servicios básicos.

Mayor abandono

Lejos de ofrecérseles un servicio en su lengua materna, los informes de Coneval y Conapred revelaron que aquellos indígenas que no hablan español no pueden acceder a servicios como educación, salud y justicia. En este terreno la brecha de género se hace más evidente si se toma en cuenta que por cada 9 hombres indígenas que no hablan español hay 15 mujeres que no lo hacen.

La falta de educación sexual ha generado además un problema en el ámbito reproductivo. En la población indígena el promedio de hijos nacidos es de 2.5 por pareja, mayor al resto de la población mexicana que es de 1.6. Además se detectó que existe un mayor número de embarazos entre las mujeres monolingües no hablantes de español, siendo este grupo además el que presenta un menor índice de alfabetización.

Sin dudas, la situación de precariedad de la población indígena mexicana es alarmante. Esto llevó al Conapred a concluir su informe de la siguiente manera: “…en pleno siglo XXI, una gran parte de las mexicanas y mexicanos indígenas no deja de verse expuesta, aún hoy, a vivir circunstancias de discriminación y exclusión en los ámbitos de la educación, la salud, la alimentación, el trabajo, la seguridad social, la vivienda y los servicios básicos”. Una situación que las nuevas autoridades de México tienen la oportunidad de cambiar.

 

Fuente: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/03/10/2018/indigenas-de-mexico-viven-en-precariedad.