.
.

.

El Sena celebra el Día Internacional de la Mujer con mujeres emprendedoras


OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El Sena celebró por adelantado el día Internacional de la Mujer. Hoy, convocó a mujeres emprendedoras guajiras y wayuu para que contaran cómo han desarrollado sus ideas en negocios en el conversatorio El Rol de la mujer empresarial  la economía naranja.

Marcely Quintero relató cómo la agencia Solera Travel comenzó en la sala de su casa. “Cuando llegaban muchos clientes, mis dos hijos se guardaban en la habitación y los viajes que hacíamos con turistas eran las vacaciones de los niños. Ellos ven la empresa como la hermana menor y nosotros, mi esposo y o, como otra hija. Por eso la hemos cuidado para que crezca más”. Ella y su pareja dirigen esta operadora turística; mientras que Mile Polanco, junto con su familia, provee la estructura cultural para los turistas. Desde hace 24 años, la Ranchería Utta recibe a connacionales y extranjeros en el Cabo de la Vela, mostrando la cultura wayuu en todas sus expresiones. “Hemos levantado el proyecto a punta de trabajo con la dirección de mi mamá y el arduo trabajo de mi hermano. Nos tocó replantearnos para fortalecer el emprendimiento: un amigo chef nos dijo que en la carta no ofreciéramos platos internacionales, sino que mostráramos nuestra riqueza gastronómica. También usamos el yotojoro para construir las cabañas que son bastante frescas. En La Guajira no usamos aire acondicionado”.

La matrona y tejedora wayuu, Iris Aguilar Ipuana, resaltó que la fidelidad con las ideas y la identidad son claves. “Lo que nace con una, nadie se lo puede quitar. Lo que yo quería es lo que soy hoy en día”. La “tía”, que fue fundadora de Artesanías de Colombia.

Por su parte, Shaíl Iguarán, guajira emprendedora, aseguró que “el emprendimiento es caerse y levantarse, caerse y levantarse… Además, los emprendimientos solucionan problemas y generan oportunidades: empleos”. Marlen Echavez es bacterióloga, pero dejó atrás sus cargos en el sistema de salud ara dedicarse a la gastronomía en sociedad con una amiga de origen libanés. Crearon el restaurante Delicias Árabes en Riohacha. Recalcó que uno de los desafíos de las mujeres empresarias es vencer sus propios miedos. “Sin tener conocimientos administrativos ni legales,emprendimos. Con miedo, pero con más confianza”.

Y su mensaje fue propicio, ya que, el auditorio del Sena estaba repleto de estudiantes, mujeres en su mayoría. Carmen Paulina Fuentes invitó a estas mujeres en formación a creer en sus ideas y desarrollarlas con el apoyo del Centro de Desarrollo Empresarial – Fondo Emprender.