.
.

.

La Fundación WAYUUNAIKI vuelve a Caño Sawa


W228_Pág 5_Nota principal II

La Fundación WAYUUNAIKI visitó Caño Sawa, la comunidad de pescadores que apadrinó la creadora de la organización, Jayariyú Farías Montiel. Su mamá, Dulcinea Montiel, presidenta de WAYUUNAIKI, llevó ropa y calzados a los niños y niñas que habitan en este sector, ubicado frente al mar y olvidado por los organismos gubernamentales municipal y regional.

Los pequeños corrieron hacia la señora Montiel cuando vieron las bolsas. Pequeños desde seis meses de edad hasta adolescentes que ayudan a sus padres en la pesca recibieron las vestimentas que donaron aliados y amigos de la Fundación WAYUUNAIKI.

Por la educación

La comunidad Caño Sawa entregó a la Fundación una casa levantada en bloques en diciembre pasado para la biblioteca-escuela Enseñanzas Jayariyú. Pero para que siga funcionando se necesita la colaboración de los organismos de seguridad del municipio Guajira. El candado de la puerta lo rompieron y robaron la biblioteca, los textos y los útiles escolares que estaban guardados en las gavetas. También se necesita un docente. La maestra que impartía clases se mudó de Caño Sawa por las condiciones precarias en las que vive la comunidad: sin electricidad, sin agua, sin vigilancia.

////////

La Guajira en fotos

Gustavo Bauer, fotógrafo y reportero gráfico con 38 años de experiencia, dictó un taller de fotografía en Paraguaipoa, avalado por la Fundación WAYUUNAIKI. Las gráficas captadas por los participantes ahora forman parte del banco de imágenes de este rotativo y ellos se convirtieron en aliados.