.
.

.

Siguen muriendo waraos sin recibir diagnóstico médico


WaraosDelta

 

Santiago Moraleda, autoridad tradicional del pueblo warao, informó ayer, a la ONG Kape-Kape, la muerte de cuatro indígenas por diferentes patologías en comunidades de la parroquia Manuel Renaud, estado Delta Amacuro. Debido a la falta de atención médica, de estas muertes  sólo se conocen los síntomas que presentaron; pero los familiares no cuentan con un diagnóstico certero que indique la razón médica de sus muertes.

Nerio Molina, de 27 años, quien residía en Manacal de Bonoina, falleció en enero, con síntomas de obstrucción intestinal. Una embarazada de apellido Freites, de 23 años, también falleció por la misma causa también el mismo mes. Florinda Campero, de 36 años, habitante de Korokoina, falleció en abril tras presentar llagas en la boca y garganta. Victoria Jiménez, de 19 años, vecina del sector Kayanajo, murió a causa de una patología que aún se desconoce “fue una enfermedad extraña que la mató”.

Moraleda responsabilizó a los entes gubernamentales por estas muertes y la situación de desatención médica generalizada que se vive en estos momentos en las comunidades indígenas del bajo Delta. Al tiempo que solicitó de manera urgente la dotación de al menos una embarcación y un motor fuera de borda que podría servir de ambulancia fluvial.

Para el líder indígena, la puesta en funcionamiento del servicio de ambulancia acuática disminuiría el número de decesos de manera considerable, pues les daría la posibilidad de trasladar a los pacientes hasta la capital deltana, Tucupita.

Por último, alertó que en las comunidades warao del municipio Antonio Díaz se están presentando un cúmulo de enfermedades que acaban con la vida de manera inmediata. La ambulancia para estas comunidades es una deuda de vieja data. En 2013, el presidente Nicolás Maduro, en un acto de campaña política prometió hacer entrega de una ambulancia y una gabarra para beneficiar a los waraos de ese municipio, que hasta los momentos no se ha concretado.