Cabildos Indígenas del Chocó emiten comunicado de alerta

Fedeorewa alerta a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales acerca de la crisis humanitaria que padecen nuestras comunidades de los resguardos Opogadó Doguadó, el resguardo alto rio Napipi y alto rio Cuia en el municipio de bojayá departamento del Chocó, Colombia

Desde la Federación de Asociaciones de Cabildos Indígenas del Departamento del Chocó (FEDEOREWA) que agrupa 10 asociaciones de Cabildos Indígenas Embera Chami, Dobida y Katio en esta región del pacifico colombiano. Alertamos acerca de la situación humanitaria que ocurre en los resguardos pertenecientes a nuestra organización.

Antecedentes de los hechos

Desde principios del año 1994 las comunidades de los resguardos Opogadó Doguadó, el resguardo alto Rio Napipi y alto Rio Cuia. Han vivido la cruda realidad del conflicto armado en este Municipio, ubicado geográficamente en las inmediaciones del Medio Atrato Chocoano. En épocas anteriores a este periodo mencionado, las comunidades indígenas Embera Dobida, a pesar de estar inmersos en el conflicto tenían la posibilidad de obtener alimentos porque contaban con siembras de pancoger, maíz, plátano, yuca, arroz y tenían crías de cerdos y gallinas, de igual forma tenían la posibilidad de comercializar los productos de la siembra hacia Vigia del Fuerte y bella vista y de esta manera lograban cubrir las necesidades básicas.

Luego con el incremento de miembros de los grupos armados y aunado a este el control que comenzaron a ejercer por la disputa territorial de la esta región. Esta armonía que existía anteriormente desapareció, debido a que los actores armados despojaban a las comunidades de los productos alimenticios que abastecían a la familia embera y que garantizaban el buen vivir. Sumado a esta situación debemos mencionar el bloqueo económico que ejerció la presencia de actores armados la cual incrementó la escasez alimentaria en los resguardos.

En el año 2004 a raíz de enfrentamientos que ocurrieron entre la FARC Y AUC en sus territorios, las familias de los resguardos mencionados fueron desplazados hacia el corregimiento de Boca de Opogadó y la loma de Bojayá sufriendo la perdida de cultivos y pertenencias en ese desplazamiento.

Luego de 06 meses, en ese mismo año 2004 retornaron a su territorio de origen, sin garantía alguna por parte del estado colombiano, al llegar intentaron nuevamente desarrollar las actividades cotidianas como la siembra y cría de animales la cual fue imposible realizar por las fuertes represalias que recibían de los actores armados.

Desde esa época los habitantes sobreviven con la poca producción que han podido realizar en el territorio y también de algunas ayudas humanitarias que han llegado esporádicamente por parte de los organismos competentes a esta localidad.

Relato de la situación actual

Luego de los antecedentes anteriores, la situación actual se agudiza nuevamente desde el día 28 de febrero de 2019 con la presencia de nuevos grupos armados al margen de la ley ELN Y AGC que llegaron a agudizar la crisis humanitaria y la escasez alimentaria que ya padecían los habitantes de los resguardos mencionados. Debido a que estos grupos han ejercido nuevamente el control territorial e imposición de reglas a los habitantes, los cuales les impiden el libre tránsito en su entorno, aunado a esto sufren la ocupación de sus viviendas por parte de los actores armados y son utilizados como escudos humanos durante la confrontación. Esto conlleva a un total CONFINAMIENTO de la población trayendo como consecuencia crisis de hambre, desnutrición en niños y adultos, enfermedades respiratorias y cutáneas de los miembros de la comunidad. Ya que esta situación de enfrentamientos ha sido persistente desde el día 21 de octubre de 2019 hasta el día de hoy 30 de octubre tenemos conocimiento que se presentan combates cerca de la comunidad de Hoja Blanca. La cual los obliga a permanecer aislados.

Debido a la permanente confrontación que ocurre entre estos grupos irregulares, ALERTAMOS a las autoridades competentes nacionales e internacionales que se puede generar un inminente desplazamiento masivo en días próximos en las siguientes comunidades:

VILLA HERMOSA: 82 habitantes, 17 familias, PLAYITA: 193 habitantes, 40 familias, EGOROKERA: 116 habitantes, 27 familias, UNIÓN CUITY: 227 habitantes, 55 familias, HOJA BLANCA: 148 habitantes,31 familias, PUNTO CEDRO: 415 habitantes ,89 familias, PUNTO ALEGRE: 78 habitantes,17 familias. Aclaramos que las comunidades de Unión baquiaza, San pichí pertenece a la organización ASOREWA y la comunidad de UNIÓN CUITY CENTRAL pertenece a OICH. Con todo lo expuesto anteriormente SOLICITAMOS a los organismos internacionales de derechos humanos el acompañamiento a esta situación que se presenta en nuestros resguardos.

ONU, OEA, CICR, FEDERACIÓN LUTERANA, CONSEJO NORUEGO, UNICEF, ACNUR, OCHA, DEFENSORIA DEL PUEBLO, DIOCESIS DE QUIBDÓ, ENTRE OTROS.

Al igual SOLICITAMOS a las instituciones responsables que asistan con ayudas humanitarias a las comunidades que padecen esta crisis en esta región del departamento del Chocó.

Deja un comentario

scroll to top