CERREJÓN Y EL PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS SE UNEN PARA RESPONDER A LA EMERGENCIA POR COVID-19*

A medida que Colombia implementa medidas de prevención y control frente a la propagación del COVID-19, Cerrejón, a través de su Fundación, y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP) firman una alianza para fortalecer las capacidades productivas de 17 comunidades vulnerables de los municipios de Maicao, Uribia y Manaure, garantizando su seguridad alimentaria y nutricional durante la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia.

Con un sólido componente de asistencia alimentaria, esta alianza busca apoyar el sistema productivo tradicional Wayuu, así como el restablecimiento de los medios de vida de esta población.

“La pandemia del COVID-19 es una amenaza significativa para aquellos que ya se encuentran en condición de vulnerabilidad y con altos niveles de inseguridad alimentaria. Por ese motivo, en tiempo récord, el WFP ha adaptado sus distintas modalidades de asistencia para seguir apoyando a quienes más lo requieren en el territorio junto con la Fundación Cerrejón”, afirma Ramasio Tiller Ipuana, jefe de la Oficina de Terreno del Programa Mundial de Alimentos en Riohacha.

Con una inversión prevista de 964 millones de pesos, se harán entregas mensuales de bonos de alimentación beneficiarán a cerca de 2.800 personas durante cuatro meses. Una vez la crisis sanitaria esté bajo control y se normalicen las actividades, el programa se enfocará en el trabajo con estas comunidades para promover buenas prácticas agropecuarias.

“En este momento, el compromiso de Cerrejón, por medio de su Fundación, junto al Programa Mundial de Alimentos por ayudar a las comunidades de La Guajira, nos ha llevado a priorizar la entrega de alimentos para responder a la emergencia y llevar ayuda a las comunidades cuando más lo necesitan. De esta forma, podrán cumplir la cuarentena de forma segura y responsable”, señala Luis Marulanda, Vicepresidente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de la compañía.

Estas iniciativas conjuntas son un ejemplo del impacto positivo generado a partir del compromiso por atender la situación generada por la pandemia, restableciendo con acciones puntuales el orden en el departamento y velando por la salud y seguridad de los habitantes de La Guajira.

Vía: Cerrejón

Deja un comentario

scroll to top