Efeméride pedagógica

El 12 de octubre, ¿lo celebramos?

Comencemos por aclarar el término. La Real Academia Española define, en su tercera acepción, celebrar como “Realizar un acto festivo por algo que lo merece”.

¿El 12 de octubre merece, desde nuestra naturaleza aborigen, celebración?

No lo creemos.

La historia nos la contaron mal, nos la enseñaron mal. Por una cuestión de intención. Cristóbal Colón no “descubrió a América” en aquel avistamiento desde su carabela, la Santa María, según el cronista y sacerdote, Bartolomé de las Casas. Los wayuu, los caribe, los taíno, los chibcha, los quechua, los aymara, los mapuche, los guaraní… ya habitaban sus territorios de arena y agua. Y comían, trabajaban; socializaban y convivían para la trascendencia, según su manera de concebir la vida: según su cosmovisión.

Los “indios” ya existían. Así como ya existían los africanos que los portugueses les vendieron a los españoles y que estos trajeron, como esclavos, a este pedazo de tierra que ellos mismos bautizaron como América, en honor al cosmógrafo italiano que les acompañaba en sus exploraciones: Américo Vespucio.

En esta edición especial por el 12 de octubre, llámese Día de la Raza, de la Resistencia Indígena, de la Hispanidad… en WAYUUNAIKI hicimos un ejercicio pedagógico-literario acerca del encuentro cultural que cambió, para siempre, la historia de Abya Yala. Estudiantes de dos colegios: uno privado y uno público, en Riohacha, relataron qué es para ellos el 12 de Octubre.

Deja un comentario

scroll to top