El acueducto que no produce agua potable está en La Guajira

 

1478528944_103969_1478617568_sumario_normal

Daris es una pobladora de Camarones que un día se creyó muy afortunada porque frente a su casa le iban a hacer un acueducto e iba a tener agua potable durante las 24 horas de cada día.

El proyecto se puso en marcha con el contrato033 del año 2013, suscrito por la Alcaldía de Riohacha con el consorcio Aguas de mi Pueblo.

Tres años después las promesas no se han cumplido y, en cambio, deben consumir agua que cargan en burros, pues la que llega por las redes puede resultar peligrosa.

Como ella, unos 2.000 habitantes del corregimiento están expuestos a enfermedades y sufren por falta del vital líquido, mientras las instalaciones del acueducto hoy son un simple elefante blanco.

Camarones está ubicado a solo 17 kilómetros de Riohacha, ciudad desde donde prometieron un pozo de 273 metros de profundidad, tanques d almacenamiento, redes, conexiones domiciliarias y sistemas de bombeo que si hicieron, no sirvieron para nada.

El contrato inicial se firmó por 10.000 millones de pesos, luego se adicionaron 5.000 millones, posteriormente se otorgaron más recursos y la obra ya va en casi 20.000 millones de pesos que están prácticamente perdidos, según insisten los vecinos.

Manuel Mejía, otro residente en el sector, recuerda que la obra ya entró en operación, “pero no sirve para nada porque no da agua potable.

Lo más grave es que el proyecto no tiene futuro, pues mientras la alcaldía dice que no lo recibe, los ciudadanos creen que el dinero se perdió y que pasarán muchos años antes de que tengan el agua anhelada.

Cuando llegamos a la sede del acueducto intentamos dialogar con los encargados, pero el lugar está prácticamente abandonado y ni al celador encontramos.

Los afectados dicen que tampoco saben a quién acudir, pues han denunciado ante la Fiscalía y otros organismos de control, pero no han obtenido ninguna respuesta y, entonces, prefieren declarar el proyecto como “monumento a la corrupción y la desidia“.

Deja un comentario

scroll to top