El puente que La Guajira ha esperado por seis años

Puente_ La Guajira

En La Guajira dicen que primero se terminará el Puente Pumarejo de Barranquilla que el puente sobre la quebrada Moreno en el corregimiento de Villa Martín, jurisdicción de Riohacha, el cual está ubicado en la vía que une a esta ciudad con Valledupar.

Esto a pesar de las grandes diferencias que existen entre una y otra estructura, ya que en el de La Guajira la construcción es solo de 30 metros de longitud por 10.4 metros de ancho y en el de la capital del Atlántico son 2.250 metros de longitud en el eje principal y 990 metros de viaductos, dos calzadas de tres carriles, andenes y ciclo rutas.

En la obra del puente guajiro ha habido de todo: retrasos, suspensiones, reinicios y lo último que se tuvo que hacer fue la demolición controlada de las cuatro vigas por orden de la interventoría, quien después de los resultados de laboratorio de las muestras de las vigas, estableció que ninguna de ellas cumplía las especificaciones técnicas en seguridad.

“Esto es una vergüenza y hasta parece un chiste”, manifestó el exprocurador Judicial, Agrario y Ambiental de La Guajira Hugues Lacouture, quien en el  2015 tuvo que interponer una acción popular para que se llevara a cabo esta obra, ya que el puente había sufrido daños estructurales en la ola invernal del 2011.

El contrato con número 471 fue firmado el 30 de julio de 2015 con el consorcio Puente Guajira por valor de $2.973 millones, el cual se suscribió en la administración de José María Ballesteros.

Desde 2011, los numerosos viajeros y conductores que pasan por esta vía, se han acostumbrado al paisaje del “puente caído”, esperando que se terminen los trabajos que se adjudicaron en 2015, y a tener que hacer el desvío por un pequeño puente alterno, en el cual han ocurrido varios accidentes fatales.

Las razones de la demolición

Las obras del puente sobre la quebrada Moreno habían sido reiniciadas  junio de este año luego que estuvieran suspendidas desde julio del 2016. En esa oportunidad el gobernador encargado Weildler Guerra Curvelo  afirmó que estaban gestionando los recursos para culminar la obra en un máximo de tres meses.

Por su parte, la secretaria de Obras Patricia Gómez, aseguró esa vez que se realizaron los balances del puente actual para darle continuidad a la construcción, tomar los detalles y complementación del mismo con el fin de ponerlo a prueba y darle, posteriormente,  el paso a los vehículos.

La carretera había estado cerrada un mes antes como medida de prevención, ya que la excavación causada por el agua afectó la estructura principal del puente alterno que permite el tránsito vehicular.

Ahora, la interventoría aprobó la maniobra de demolición de las cuatro vigas e informó que la decisión se tomó cuando se llevaban a cabo los procedimientos de control y que se hacía con el fin de salvaguardar la vida de quienes transitan por allí.

“Al examinarse la resistencia del concreto, esta no cumplió con la establecida por la normatividad a la cual se acogió el diseño del puente  que fue de 5.000 PSI (medida de resistencia), mientras que  las muestras no llegaron a más de los 4.000 PSI”, explicó la secretaria de Obras del Departamento.

Gómez informó que según el nuevo cronograma de obras, establecido la semana inmediatamente anterior por el contratista, la empresa encargada de la interventoría y la secretaría de Obras, decidieron proceder de la manera más ágil y eficiente para cumplir con lo acordado, y agregó, que esta demolición no afectará la circulación por la vía.

También invitó a la ciudadanía a no alarmarse por los efectos del procedimiento, debido a que es una actividad controlada técnicamente y en cumplimiento de los requerimientos de seguridad establecidos por Corpoguajira, que en su calidad de autoridad ambiental y certificante de los debidos procedimientos del plan de manejo ambiental de la obra, certificó que las maniobras se encuentran incluidas como actividades inherentes a la obra.

El paso a seguir será la instalación del acero que reforzará las nuevas vigas de soporte y asegurará la resistencia adecuada para el peso de la obra. Para esto la interventoría realizará el estudio técnico con el fin de dar cumplimiento a los estándares.

“Los costos de la demolición, la construcción y la aplicación de las nuevas vigas serán asumidas por el contratista”, aseguró la funcionaria.

 

Un vehículo cayó a la quebrada Moreno, por donde se tiene previsto realizar la obra.
Un vehículo cayó a la quebrada Moreno, por donde se tiene previsto realizar la obra.

El contratista

El representante de la firma contratista Jorge Yesit Bolívar Brito, indicó que los retrasos de las obras se debieron básicamente a que los diseños que les entregaron cuando se ganó la licitación, estaban obsoletos y hubo que hacer nuevos estudios y rediseños. Además que inicialmente no se había solicitado el permiso de invasión de cauce a Corpoguajira, trámite que se tuvo que realizar posteriormente.

“En estos momentos estamos en el retiro de los escombros cuyo proceso va en un 97% y luego comenzaremos con la construcción de las vigas nuevamente, para lo cual ya llegaron los insumos”, explicó.

Por otra parte, en el caso del nivel de resistencia que no alcanzaron las vigas , sostuvo que este es un procedimiento normal que pasa en casi todas las construcciones. “Las vigas pueden o no alcanzar el nivel de resistencia, es una prueba que se hace siempre después de 28 días para saber si llegan al nivel requerido, antes no se puede saber”, aseguró.

Dijo que este fue un procedimiento concertado con la interventoría y el Departamento que inició hace una semana y se hizo la implosión de manera controlada. “Fue precisamente por ser responsables que se demolieron las vigas porque estas deben tener la resistencia necesaria”, indicó.

Según Bolívar, los trabajos contratados con él estarán listos en el mes de noviembre de este año y es lo que esperan todos los guajiros, sin embargo, para la terminación del puente se necesita una adición para obras complementarias como la colocación de un muro de contención, un relleno de unos 3.000 metros cúbicos y unas placas de acceso.

Accidentes

Según el exprocurador Judicial, Agrario y Ambiental de La Guajira Hugues Lacouture “la Policía de Tránsito y Transporte reportó 11 muertos y 19 heridos en accidentes de tránsito ocurridos en este sector, debido al mal estado de la vía, la falta de señalización y además porque el paso de vehículos que quedó habilitado fue un pequeño puente que había sido construido en la época del expresidente Rojas Pinilla”

Tres de estas personas  perdieron la vida en mayo de 2016 en un accidente de tránsito que se registró en este puente  ubicado a unos 54 kilómetros del casco urbano de Riohacha.

Las víctimas fueron identificadas como Leonardo Pinto Bonilla  y Willinton Medina De Armas, de Maicao, y Andrés Hernández Bonilla, de Barrancas, este último  estudiante de derecho en la Universidad Autónoma del Caribe de Barranquilla, quienes se movilizaban en una camioneta Hilux de placa venezolana A89AF5B, quienes  al parecer no se percataron de los avisos y terraplenes que se encontraban en el lugar y cayeron al río.

Otro de esos accidentes, también con saldo de tres muertos, ocurrió el 6 de septiembre de 2013, cuando tres hermanos murieron al accidentarse  en una camioneta que cayó a la quebrada. Dos de ellos murieron en el lugar, Félix Ojeda Ortiz y Luis Francisco Ortiz, y 15 días después falleció Álex Ojeda Ortiz.

Fuente: https://www.elheraldo.co/la-guajira/el-puente-que-la-guajira-ha-esperado-por-seis-anos-403601

Deja un comentario

scroll to top