Gobierno y Farc rechazan asesinato de líder indígena de Cauca

timochenko_y_de_la_calle

 

Representantes del Gobierno y las Farc rechazaron el asesinato de Cecilia Coicué, líder indígena y campesina quien además era dueña del predio donde se concentrarán las Farc en el Cauca.

 

Por medio de un comunicado emitido desde La Habana por el Secretariado Nacional del Estado Mayor de las Farc, la guerrilla consideró el asesinato de Caicué como una “pésima señal de confianza en el desarrollo de la construcción de paz en los territorios”.

El Secretariado afirmó que este no era un hecho aislado, sino que se enmarca dentro de la “larga serie de asesinatos y amenazas en contra de dirigentes socieles” y pidieron la urgente implementación de las medidas acordadas en el punto de Garantías de Seguridad del Acuerdo Final.

Así mismo la guerrilla dijo que era preocupante que pasen estos hechos mientras que se avanza en el cese bilateral.

Coicué era dirigente social de Marcha Patriótica, su predio quedaba ubicado en la vereda La Cominera, del municipio de Corito (Cauca). Desapareció el pasado martes cuando salió de su casa en dirección a un manantial cercano para inspeccionar la conexión que lleva agua a su finca, pero no regresó, y su cadáver fue encontrado ayer con heridas de arma blanca, según la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes.

Al igual que las Farc, la delegación del Gobierno también rechazó el asesinato. Al respeto, Humberto De La Calle, jefe del equipo negociador, codenó el hecho y dijo que algo así “no puede volver a suceder”.

“No puedo dar información definitiva, creo que es un tema que está en evaluación, lo que sí puedo decir es que más allá de las causas, sobre las cuales yo no me puedo pronunciar, el hecho es enormemente grave, eso es lo que queremos evitar en Colombia, no puede volver a suceder, en el pasado hemos tenido reveces tremendos, justamente un propósito del acuerdo en La Habana es superar la hoja dramática del conflicto de más de 52 años, eso no puede ocurrir”, manifestó.

Por su parte, el alto comisionado de paz, Sergio Jaramillo, dijo que este asesinato “es un hecho grave, porque se da en un lugar donde va a haber un punto de concentración de las Farc“, y aseguró que “en este momento la vicefiscal (María Paulina Riveros) está encima de ese tema, la Policía Nacional también”.

Según los primeros informes de la policía y del alcalde de Corinto, Edwar Fernando García, la muerte de la líder indígena podría ser producto de una disputa entre vecinos por el abastecimiento de agua en la zona. De momento se descarta la participación de grupos armados en su muerte.

Deja un comentario

scroll to top