Indígenas marchan en Bogotá con rituales ancestrales y música

Más de 500 integrantes de las guardias indígenas de los departamentos Cauca, Caldas, y Huila iniciaron esta mañana en Bogotá sus rituales ancestrales acompañados de música y color, en el marco de la nueva jornada de paro nacional que se realiza en varias ciudades del país.

La guardia indígena, Gladiz Jiménez, quien porta los elementos que le entregaron hace cuatro años para defender lo que significa su comunidad, precisó que esta movilización hace parte del compromiso de defender su comunidad.

“El chaleco de la guardia indígena del Cric (Consejo Regional Indígena del Cauca), el bastón de guardia, que es el que nos da la gente de nuestro resguardo para defender la vida en el territorio, cargo la pañoleta del Cric y me siento muy orgullosa”.

Caminar y encontrarse en el diálogo

Ser guardia indígena representa un compromiso para cuidar los pueblos nativos y evitar su extinción. También es el color de elementos como la whipala que identifica a las comunidades indígenas de los Andes y la música que acompaña las marchas a las que denominan ‘caminando la palabra’.

Roberto Molina, coordinador de la guardia del Consejo Regional Indígena del Cauca, dijo que la marcha de hoy se realiza con la intención de “hacer el conocimiento, el sentir el pensar de lo que han trazado nuestros mayores desde nuestra cosmovisión y pensamiento en espacio espiritual y es defender un territorio y unos derechos como lo hemos venido haciendo”.

Cabe mencionar que durante el último año y medio han sido asesinados 134 indígenas en Colombia, de los cuales 78 pertenecían al Consejo Regional Indígena del Cauca, por lo que decenas de integrantes de las comunidades Nasa y Guambianos marchan hoy.

“También estamos por esa violación sistemática de los Derechos Humanos y el ejercicio de defender el territorio, porque le hemos demostrado a los grupos armados que defenderlo sin empuñar un arma también se puede”, agregó el coordinador de guardia.

Los bastones de mando serán levantados en las calles de la capital de la República como una señal de rechazo a la violencia y como una necesidad de defender la paz en los territorios alejados de las grandes ciudades. Gladiz Jiménez reiteró que vinieron desde sus lugares de origen para “una movilización pacífica, porque la guardia es el territorio y la vida”.

Muy temprano se cumple una ritual de agradecimiento al sol y a la madre naturaleza. Posteriormente, la guardia indígena partirá desde la sede de la Universidad Nacional para participar de la marcha en medio de la música de guitarras, tambores y flautas.

 

Fuente: lafm.com

Deja un comentario

scroll to top