Voluntariado del hospital de Riohacha logra tratamiento a bebé wayuú de 7 meses con cardiopatía congénita

Grecy Paola Polanco es una niña wayuú venezolana que ingresó a la institución el 30 de junio del presente año con un diagnóstico de nutrición aguda severa y con un proceso infeccioso con una bronquiolitis, el cual desencadenó en que la bebé comenzara a presentar desaturaciones.

El personal médico y los médicos especialistas que recibieron a la niña sospecharon de una posible cardiopatía congénita, por lo que se solicitaba inicialmente dicho ecocardiograma para descartar cualquier tipo de alteración a nivel cardíaco.

La niña inició su tratamiento bajo los lineamientos del Ministerio de la protección Social para desnutrición aguda severa, gracias a lo cual se logró una buena evolución con una ganancia de peso progresiva como resultado.

“Paciente de 7 meses de edad, origen venezolana, que ingresa a la institución el 30 de junio con un diagnóstico de una desnutrición aguda severa en muy mal estado general, que al examen físico también se detectó posiblemente una cardiopatía congénita a descartar, el cual, con el apoyo del voluntariado del hospital, decidimos hacer la gestión para que esta niña fuera valorada por un cardiólogo pediatra que en el momento en nuestra Institución no contamos con ese servicio, donde la verdad, el doctor Gustavo Mendoza cardiólogo nos ayudó en la realización de un Ecocardiograma Doppler Color, dando con el diagnóstico de la bebé y poder solucionarle su problema a la niña, de manera muy agradecido con el doctor por ayudarme y aportar su gran su grano de arena en esta situación”, fueron las palabras de Carlos José Parodi, médico pediatra de la E.S.E.

La paciente, gracias a este oportuno diagnóstico, ya ha sido dada de alta completamente recuperada, y continúa recibiendo su tratamiento, adicionalmente se está haciendo seguimiento de su evolución por parte del Hospital.

“Para el voluntariado Hospitalario Nuestra Señora de Los Remedios es muy grato y de gran ayuda poder contar con personas de alto grado de sensibilidad que nos ayuden a mejorar la calidad de vida de los más necesitados, estamos muy agradecidos con el doctor Gustavo Mendoza por su alto concepto de bondad y humildad seguiremos trabajando con amor y entusiasmo”, expresó Mariangélica Martínez Camacho, gerente del hospital.

Por: Diario del Norte

Deja un comentario

scroll to top