Asesinato de Rafael Domicó deja pérdida irreparable

“Duele tener que despedir a un sabio por cuenta del conflicto armado; nos quitaron un grande, un embera sin igual” indica la Organización Indígena de Antioquia (OIA) sobre el asesinato de Rafael Domicó Carupia.

“Malditas las balas que lo mataron, malditas las injusticias, maldita la guerra! ¡Hermano “Cultura”, descansa en paz y gracias por tanto, siempre en nuestros corazones!”

La nota de la OIA recuerda el legado de Domicó como una persona “sin miedo a que la música, la cultura, la educación propia y el jaibanísmo, siga siendo bandera y parte de nuestra vida con orgullo y como indígenas”.

Don Rafael Domicó Carupia, un líder del pueblo Embera Eyábida, reconocido jaibaná (chamán) y valorado músico de 63 años, fue cruelmente asesinado la madrugada del martes 6 de abril en su vivienda.

Domicó se hallaba disfrutando la paz de su hogar en compañia de su esposa e hijos cuando hombres armados irrumpieron y lo atacaron con armas de fuego y cuchillos, lo que provocó su muerte inmediata.

Los hechos ocurrieron en la comunidad indígena de Amparradó Popalito, en el municipio de Dabeiba, al noroeste de Colombia, denunció el jueves la OIA.

La organización indígena exige a las autoridades investigar los hechos y cumplir su función de hallar y sancionar a los responsables del alevoso crimen que ha consternado al movimiento indígena y al país.

Foto: OIA

Un hombre llamado “Cultura”

Domicó Carupia era conocido familiarmente como “Cultura” por su dedicada labor en la promoción de la música tradicional de su pueblo, y era un reconocido jaibaná.

Según la OIA, se habían reportado amenazas de muerte en contra del líder, por lo que pidieron una investigación a fondo sobre los responsables y los móviles del crimen.

El asesinato de Domicó “deja a los pueblos indígenas de Antioquia, sin su mejor flautista tradicional” manifestó la organización.

La OIA pidió al Gobierno, las instituciones estatales, a la Organización de las Naciones Unidas y a organismos internacionales de derechos humanos “un especial acompañamiento a las comunidades de esta zona”.

Por: Servindi

Deja un comentario

scroll to top