Desde Argentina: Agradecer a la Pachamama mantiene viva la memoria de nuestros ancestros

Ya llegó el mes de agosto y las familias del norte argentino se reúnen en cada hogar alrededor de la apacheta todos de rodillas están para dar gracias a la Pachamama (Madre Tierra).

Pachacutek, originario de la comunidad atacama en Jujuy nos contó que agradecer a la Pachamama es una costumbre que sus abuelos realizaban, sus padres la hacen y ahora él la practica con su propia familia, enseñándoles a sus dos hijos pequeños lo agradecido que hay que ser con la madre tierra.

En las provincias del norte argentino como Jujuy y Salta se rinde culto a la Pachamama con la realización de ceremonias milenarias, en la que se le ofrendan a la “Madre Tierra” papa, quinua, maíz, bebidas y hojas de coca.

La Pachamama, o Madre Tierra, es la diosa femenina de la tierra y la fertilidad, una divinidad agrícola benigna concebida como la madre que nutre, protege y sustenta a los seres humanos. En la tradición incaica es la deidad de la agricultura comunal, fundamento de toda civilización. Es la más popular de las creencias mitológicas del ámbito incaico que aún sobrevive con fuerza en las provincias del noroeste argentino.

Este agradecimiento se realiza el primer día del mes de agosto, durante todo el mes, y en muchos lugares también el primer viernes de cada mes. Según Mario Rabey y Rodolfo Merlino, antropólogos argentinos que han estudiado la cultura andina desde las décadas de 1990, “el ritual de “challar” se usa como sinónimo de “dar de comer y beber a la tierra” abarca una compleja serie de pasos rituales que comienzan en las viviendas familiares la noche de la víspera, durante la cual se cocina una comida especial, la tijtincha, y se le ofrenda acompañada de bebidas, hojas de coca y cigarros”.

En tiempos de la pandemia mundial como el COVID 19 muchas familias originarias de la provincia de Jujuy realizaron esta tradición de forma limitada, ya que, era costumbre invitar a familiares y amigos a la casa para compartir y agradecer todos juntos a la Madre Tierra sin embargo en cada núcleo familiar se mantiene la práctica de agradecimiento.

En el marco del 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas estas costumbres son las que mantienen viva la memoria de nuestros ancestros el agradecer a la Madre Tierra por sus bondades es muestra de que debemos cuidarla como a nuestra madre que nos dio la vida.

 

Por: Neida Luzardo Fernández /Comunicadora wayuu /Provincia de Jujuy-Argentina/ Asesora WAYUUNAIKI

 

Coplas a la Pachamama:

“Aquí está la Pachamama

con papel y serpentina,

removiendo corazones

en todita mi Argentina”.

 

“Chicha, alcoholcito y cerveza

todo eso para challar,

agradecer a la Tierra

por todo lo que nos da”.

 

Deja un comentario

scroll to top