Un Warao perdió su siembra en una disputa con un criollo

platano-300x203 (1)

Foto: Referencial

Más de 300 matas de plátanos fueron cortadas a la fuerza en Wakajarita, municipio Tucupita, por el ciudadano José Ramón Idrogo quien  aseguró ser el dueño de un terreno que estaba en plena producción agrícola por parte de indígenas.

El reclamo de Idrogo terminó con la destrucción de un número importante de plantas de plátanos, topochos y cambures.

La siembra pertenece a Luis José Zambrano y su familia, el joven agricultor de 36 años de edad está produciendo el terreno desde hace 13 años.

La destrucción del sembradío ocurriò cuando José Ramón Idrogo, molesto y en actitud de reclamo, llegó al lugar y empezó a cortar todas las matas.

Según Luis Zambrano, el terreno lo limpió su suegro en el año 2003 y para el momento de la tala se trataba de una zona baldía.

Se pudo conocer que existe una citación por parte del Ministerio Público para el día 20 de abril, los afectados consideran que la fecha está muy lejos; dijeron que temen ser víctima de agresiones físicas dada la actitud de Idrogo.

Algunas estimaciones permiten deducir que las pérdidas ascienden a 1 millón 200 mil bolívares, tomando en cuenta que fueron destruidas trescientas matas de plátanos,  cada una tiene la posibilidad de producir entre 40 y 50 plátanos, con un precio aproximado de 100 bolívares por unidad en el mercado local.

Redacción: Radio Fe y Alegría

Deja un comentario

scroll to top