A tres años del Arco Minero del Orinoco

Puerto Estrella

Por Minerva Vitti

@minervavitti

En medio de toda la represión que está ocurriendo en el sur de Venezuela, es necesario recordar que hoy 24 de febrero de 2019 se cumplen tres años desde que el gobierno puso en marcha el megaproyecto de muerte Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco. El 24 de febrero de 2016 el gobierno anunció el decreto 2.248, publicado en Gaceta Oficial de esa fecha, para la creación de esta zona (12 % del territorio nacional) en el estado Bolívar, con la pretensión de explotar oro, cobre, hierro, coltán, tierras raras.

Este decreto se realizó sin consulta previa, libre e informada a los pueblos y comunidades indígenas; y sin un estudio de impacto socio-ambiental.

A partir de entonces aumentó la minería ilegal, la malaria, el control de bandas criminales en la zona, la deforestación, las masacres, la tasa de homicidios en los municipios mineros (El Callao, Sifontes, Roscio, y Piar) y las desapariciones forzadas.

Reiteramos que la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco viene a profundizar el modelo extractivista y acentuar la lógica rentista en Venezuela, con la convocatoria de transnacionales y con la creación de una empresa militar para la explotación de estos recursos (Camimpeg).

Hoy el pueblo pemón se encuentra en medio de esta disputa territorial por los minerales que hay en la zona. Los indígenas pemón no son ni paramilitares, ni terroristas, ni secesionistas.

Comparto nuevamente el artículo que explica las causas estructurales de este proyecto y los invito a que revisen toda la información que periodistas, organizaciones de derechos humanos, organizaciones indígenas, académicos, activistas, hemos publicado durante estos tres años (y de más atrás).

En medio de la debacle económica, política, y social, no podemos contribuir a matrices de opinión que revictimicen y criminalicen a las poblaciones en situación de vulnerabilidad. Son los indígenas los que están poniendo el pecho en los territorios porque son los lugares que han habitado ancestralmente y es su única casa.

Todos los venezolanos debemos articularnos, tejiendo redes entre las ciudades y los territorios. Posicionando el espíritu de la vida.

Deja un comentario

scroll to top