Bandas armadas someten y aíslan a las comunidades waraos en Delta Amacuro

ComunidadesWarao_KapeKape

Cada 15 días se registran entre dos y tres asaltos y cada tres meses hasta cinco personas son asesinadas en las aguas del Orinoco, en territorios controlados por mafias y bandas criminales.

Las comunidades del bajo Delta, municipio Antonio Díaz y parte del municipio Casacoima, son víctimas de constantes amenazas y asechos por parte de grupos armados que operan libremente en las aguas del Orinoco y los caños del estado Delta Amacuro.

Al menos 25 mil habitantes del municipio Antonio Díaz,  estarían siendo sometidos a un estado de aislamiento y secuestros por bandas armadas que controlan las aguas del Orinoco.

Recientemente, una familia warao fue atacada durante su travesía hacia su comunidad de origen, Murako, en una incursión criminal que dejó como saldo una persona fallecida y tres heridas por impacto de armas de fuego. La victima fallecida fue identificada como Juan Arena de 50 años, cacique de su comunidad.

Organizaciones indígenas como la Organización Socialista Indígena Bolivariana Unida, OSIBU, bajo el liderazgo de su presidente Jesús Jiménez, ha denunciado la inseguridad permanente que viven los habitantes de las comunidades afectadas.

Según denuncias de los moradores de la comunidad de Bonoina,  la inseguridad y el control que imponen las bandas armadas se hacen cada vez con mayor presencia y esto dificulta el traslado de las familias waraos desde los caños hasta la capital del Delta Amacuro.

“Son grupos armados mejor apertrechados que el propio gobierno y operan abiertamente en las aguas del Orinoco y caños del Delta” señala un docente warao que prefirió reservar su identidad ante posible represalia en su contra.

Miedo, temor y terror son las primeras sensaciones que genera la presencia de estas bandas armadas que impiden el traslado de los enfermos y de cualquier situación de emergencia que se suscitan en la región.

Asaltan,  despojan y disparan a  los pequeños viajeros que cruzan el Orinoco: las embarcaciones y los motores fuera de borda son los más buscados por estos grupos que operan ante las narices de las fuerzas de seguridad del estado.

Unas 320 comunidades con población indígena serían las afectadas en los municipios Antonio Díaz, Pedernales y parte de Casacoima, sometidas por grupos armados que operan abiertamente e las aguas del Orinoco.

 

Fuente: https://kape-kape.org/2018/11/01/bandas-armadas-someten-y-aislan-a-las-comunidades-waraos-en-delta-amacuro/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top