Denuncian fraude en elección que sitúa a Evo Morales como virtual ganador

En la última actualización del conteo rápido al 95%, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) le otorgó al actual presidente Evo Morales el 48,86% de los votos, cifra que lo ubica como virtual ganador frente a un 36,72% obtenido por su mayor oponente, el expresidente interino Carlos Mesa.

Según informó la BBC News Mundo, tras conocerse los últimos resultados, fue precisamente Carlos Mesa, quien alzó su voz de protesta y denunció un presunto “fraude escandaloso” en el conteo de los votos emitidos.

La jornada electoral

El domingo 20 de octubre se realizaron las elecciones presidenciales en Bolivia. Los electores definirían entre prolongar la permanencia de Evo Morales en el cargo presidencial u optar por la fuerza opositora que veía su rostro más representativo en Carlos Mesa.

Él, un periodista e historiador de 66 años, intentaba retornar al puesto que asumió de forma interina entre octubre del 2003 y junio del 2005, tras la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, con quien había llegado al poder bajo la función de vicepresidente.

Culminada la jornada de votación, el conteo inició su curso; pero en horas de la noche —sorpresivamente— al llegar a un avance del 83,76%, la Transmisión de Resultados Electores Preliminares (TREP) se detuvo, dándole entonces una insuficiente victoria virtual a Evo Morales.

Según el recuento provisional, Morales contaba entonces con un 45,28% de los votos; mientras Mesa alcanzaba un 38,16%.

Estos resultados motivaban una segunda vuelta electoral entre ambos políticos debido a que las normas electorales en Bolivia establecen que, para ser electo en primera ronda, el vencedor debe superar el 40% de votos y sacar una ventaja del 10% ante el segundo lugar.

Con la suspensión del conteo, las primeras voces de reclamo se hicieron escuchar. «El TSE una vez más incumple sus compromisos. Se ha suspendido la información del TREP. Exigimos que el recuento se reanude. Lo que está sucediendo es muy grave», escribió entonces Mesa en su cuenta de twitter.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) también se pronunció y exigió una explicación al respecto.

Luego, anunciarían que su delegación se comunicó con los representantes de los organismos electores de Bolivia para coordinar la continuidad de los conteos.

Al finalizar este día, Mesa daba por hecho una segunda ronda electoral. «Hemos logrado un triunfo incuestionable», señaló según información recogida por la BBC News Mundo.

Lunes de incertidumbre

Desde las primeras horas del lunes 21 de octubre, las miradas de los ciudadanos del país sureño se centraron en la reactivación del conteo de votos.

Fue un día cargado de incertidumbre que finalmente alcanzó su pico tras la última actualización del Tribunal Supremo Electoral en horas de la noche.

En él, el recuento preliminar escrutado al 95%, le otorgaba a Morales un 46,86% de los votos por encima del 36,72% alcanzado por Carlos Mesa.

Con estos nuevos resultados, Morales se posicionaba como el único vencedor sin necesidad de una segunda vuelta electoral. Superaba el 40% de votos y marcaba distancia en un 10% de Mesa.

Como era de esperarse, el líder opositor Carlos Mesa salió al frente y catalogó el suceso como un “fraude escandaloso”, llegando a calificar al TSE como una “vergüenza para el país”.

OEA se pronuncia

Casi al final del día lunes, el observatorio electoral de la OEA volvió a manifestarse expresando esta vez su «profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas», señaló.

Para la OEA, los resultados brindados luego de la suspensión por 24 horas del conteo de votos, representan un «cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de la elección y genera pérdida de confianza en el proceso electoral», expresó.

Finalmente, luego de llamar a la calma a la comunidad boliviana a fin de esperar los resultados finales, la OEA anunció que publicará “oportunamente” un informe que contendrá recomendaciones de cara a una segunda vuelta.

En todo caso, las próximas horas serán definitivas para conocer si Evo Morales asumirá un cuarto mandato hasta el 2025 o si Bolivia dará pase a un nuevo gobernador.

Fuente: Servindi.

Deja un comentario

scroll to top