La desnutrición aumenta en los hogares wayuu

Desnutricion

José Fernández, un niño de nueve meses, estuvo durante dos semanas recluido en el Hospital Dr. Adolfo Pons, del Zulia.  Ingresó  al centro médico con un semblante de recién nacido, la desnutrición en su pequeño cuerpo era evidente, sin embargo, no fue esa la razón por la cual ingreso a la sala de emergencias, presentaba según los galenos que lo atendieron, “una diarrea  ocasionada por la ingesta de crema de arroz”.

Luego de permanecer varios días hospitalizado, su semblante cambio, Ana González, madre de José veía la mejoría, y aunque ellos no tenían que comer durante la hospitalización, eran alimentados por los compañeros de cuarto, hasta que llegó el alta para José,  tuvo una recaída abrupta por falta de alimentación y murió.

Merli Uruchurto, nutricionista del hospital afirmó: “la alimentación ideal es la lactancia materna, cada neonato necesita su lactancia desde que nace. A partir de los 6 meses el niño puede ingerir alimentos livianos, no se les puede dar agua ni crema de arroz porque tanto la mamá como el niño pueden sufrir inflamación en el estomago, problemas gastrointestinales, intolerancia, vomito y diarrea y es lo que ocasiona la desnutrición,  primera causa de muerte en el Zulia”.

Otro caso

Deiber González, de treinta días de nacido, murió en la comunidad “Miralejos” del municipio Guajira, su madre salía a trabajar durante el día, y dejaba al niño al cuidado de su abuela materna, quien alimentaba al neonato con agua de arroz, Nidia González, madre del pequeño afirmó que en el Hospital Binacional de Paraguaipoa le brindaron los primeros auxilios y diagnosticaron inflamación abdominal, no contaban con medicamentos para contrarrestar los síntomas que presentaba,  luego fue llevado a su humilde hogar, González al no notar signos de mejoría decidió llevarlo hasta el Centro de Diagnostico Integral (CDI) de Paraguaipoa donde murió sin recibir atención. En la zona, hace un mes dos menores murieron por causa de desnutrición crítica y deshidratación grave.

Berlis Castillo/Jeniffer Villalobos

Deja un comentario

scroll to top