Pueblos Indígenas en zona de frontera se encuentran en estado de mendicidad

En el marco de la Ley de Origen, Derecho Mayor y Derecho Propio, usos y costumbres, que guían la vida de los Pueblos Indígenas, además del normas consagradas en la Constitución Política de Colombia y tratados internacionales que hacen parte del bloque de constitucionalidad como es el caso del convenio 169 de la OIT , la jurisprudencia de la Corte Constitucional y demás normatividad vigente que avalan, respaldan, dictan y protegen los derechos de los pueblos indígenas en Colombia, así como la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas,

Manifestamos que:

Según visita de verificación realizada por la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz, los días 16, 17 y 18 del mes de marzo de 2020 se evidencio que los pueblos indígenas ubicados en zona de frontera como son YUKPA; AMORUA y SICUANIS se encuentran en condiciones deplorables y en estado de mendicidad en las calles.

El territorio ancestral de dichos pueblos está ubicado en los limite político y administrativos de Colombia y Venezuela, pero hasta el momento no se les ha reconocido ni dado el carácter de ciudadanos colombianos.

Posterior a ello se les da el trato de migrantes en términos despectivos y racistas puesto que no se brinda de manera adecuada en el marco del enfoque diferencial indígena la aplicabilidad del diagnóstico, asistencia técnica y humanitaria, formación de equipos para adelantar estrategias en materia de salud, educación y situación laboral de migrantes que ofrece el Gobierno Nacional.

Así mismo manifestamos que frente al COV-19 se evidencia la misma situación, puesto que hasta el momento ninguna autoridad del gobierno municipal y departamental ha tomado medidas frente a la protección de dichos pueblos indígenas ubicados en la frontera y mas propensos a contraer el virus.

Alertamos a organismos regionales, nacionales e internacionales frente a esta grave situación que viven los pueblos indígenas ubicados en zonas de frontera lo cual es una grave violación a los derechos humanos y a los derechos de los pueblos indígenas.

via: ONIC

Deja un comentario

scroll to top